Marketing de contenidos

markeging de contenidos

La mercadotecnia al tener como objeto de estudio a los mercados, entendiéndose éstos como personas o empresas, está cambiando constantemente y desarrollando nuevos conceptos, o al menos nuevos términos.  Tal es el caso de marketing de contenidos o Content marketing como se le conoce en inglés.  Esta forma de hacer mercadotecnia no tendría razón de existir sin la red, entonces buscar información sobre este tema en los libros que leí y estudié en la licenciatura, incluso en la maestría, sería perder el tiempo.   Si bien llevo más de un año estudiando este tema, aún no lo incorporo a ninguno de mis cursos; en parte porque todavía no encuentro un discurso dominante donde todos coincidan, además de que en la Licenciatura en Mercadotecnia del ITESO se va empezar e impartir esta asignatura en los próximos semestres, pero actualmente no está vinculada a ninguna otra materia.

Las fuentes de información disponibles sobre el tema, básicamente se encuentran en internet, ya sea libros electrónicos, blogs, revistas electrónicas especializadas,  páginas web de algún autor, videos y muy pocos libros impresos.  Dentro de estas fuentes hay dos grandes vías, todo el material escrito en inglés, principalmente de procedencia estadounidense y una infinidad de textos electrónicos y blogs de diversos autores españoles.   Hay dos blogs que llamaron mi atención a lo largo de mi investigación, uno es el de Oscar del Santo y otro es el de Eva Sanagustin, ambos españoles, además de la revista Puro Marketing.  Revisando las fechas de publicación de todas las fuentes, podría suponerse que la mayoría de autores españoles empezaron a desarrollar este tema, en tema posterior a los autores anglosajones, sin embargo el número de publicaciones españolas y de autores latinoamericanos, al menos las que aparecen en los buscadores, superan el número y el lugar dentro de los motores de búsqueda; sin que se pueda  afirmar que unas fuentes son mejores que otras, ya que el idioma de quien investiga y desde dónde lo hace puede sesgar el resultado de las búsquedas solicitadas.

Pero, ¿qué es el Marketing de Contenidos? Según el Content Marketing Institute se define como “El arte de comunicarnos con nuestros clientes sin venderles nada ya que se basa en la creencia de que éstos recompensarán los contenidos que generemos con su lealtad, es decir, trayéndonos futuros proyectos”. Pondré un ejemplo para explicarlo mejor.  La mayoría, quizá todos, quienes lean esta publicación cuentan con una cuenta en Facebook, en esta red social aparecen páginas de empresas o marcas denominadas fan page, algunas sólo envían publicidad por este medio, pero algunas otras, hacen marketing de contenidos.  Si algún usuario le da “me gusta” a la fan page de una revista de recetas de cocina, tendrás acceso a una receta cada día, pero además te darán consejos para que sepas escoger la carne, cómo medir adecuadamente los ingredientes, o una lección sobre cómo seguir el protocolo a la hora de servir.  Es decir, no sólo busca enviarte un mensaje publicitario y tratar de vender ya sea de forma tradicional o en línea, sino que busca establecer una relación y compartir información relevante para su mercado.   Aquí empiezan las diferentes posturas, ya  dentro de las diversas fuentes de información que se investigaron algunos como el sitio de Copyblogguer afirma que lo que busca es lograr clientes, es decir, vender.  Los autores españoles dan mayor énfasis a la comunicación, considerando en muchas publicaciones la posibilidad de que el marketing de contenidos sustituya en un futuro bastante próximo a la publicidad tradicional.  Definitivamente la publicidad en medios masivos tradicionales va a la baja, pero eso no quiere decir que hacer Marketing de contenidos sólo sea enviar comunicación  publicitaria por medios digitales.   Hay discrepancias respecto a los términos ya que suele considerarse que el Marketing de contenidos es sinónimo de Marketing de Atracción o de una Estrategia de Social Media o Marketing on line.  Mi postura es considerarlas herramientas complementarias, ya que puedes tener excelentes contenidos o información de interés para tu mercado (Marketing de Contenidos), pero al momento de que los posibles clientes se meten a la red, no apareces en los buscadores o con las palabras clave adecuadas (Marketing de Atracción), o quizá apareces pero no hay suficientes medios digitales al alcance de los usuarios y tampoco atiendes adecuada ni interactivamente a esos usuarios en los medios sociales (Estrategia de Social Media), no actualizas tus páginas, no introduces contenido relevante (otra vez Marketing de Contenidos), no contestas comentarios ni dudas de tus seguidores o usuarios, seguramente no logrará la organización los objetivos planteados.   En última instancia podría ser irrelevante el término, lo importante es establecer la relación con el cliente que navega por la red, porque así como tú estás a un “click” de tu mercado, la competencia también lo está.

Es un tema fascinante y da para muchas horas frente a la computadora, pero dentro del curso Participar en la Red, es muy importante la reflexión alrededor de este tercer escenario.   En el ensayo de Antoni Brey, sobre la Sociedad de la Ignorancia, mencionaba el término “infoxicación”, en estos tres días que llevo realizando esta investigación me siento un poco “infoxicada”, pero a la vez fascinada por la rapidez con que te contestan y te siguen algunos autores de blogs, sorprendida del número de seguidores que empecé a tener y las sugerencias que te hacen en Twitter sobre muchos más.   Todo ese “empacho de información”, fascinación y sorpresa vinieron acompañados de un gran gusto por conocer y empezar a usar Diigo, una herramienta que me hizo recordar mis tiempos de preparatoria en la biblioteca de la escuela cuando nos obligaba la maestra de español y literatura  a llenar fichas bibliográficas, a separarlas por tema y hacer nuestro fichero como parte del proyecto final.  Considero que las herramientas y la tecnología van caminando, pero hay procesos básicos de investigación que no han cambiado demasiado, sigue siendo importante saber leer, categorizar, sintetizar, analizar, pensar, qué mejor que poder hacerlo con herramientas que tanto nuestros alumnos como nosotros podamos utilizar.  Aunque tengo mucho que aprender sobre Diigo, pienso utilizarla y promoverla con mis alumnos, para agilizar sus procesos al investigar un tema.

Anuncios

2 respuestas a “Marketing de contenidos

  1. ¡Gracias Ana Cynthia! pues al explicar paso a paso lo que hiciste, con eso del Diigo, pues me das pautas para hacerlo yo. Déjame ver qué descubro que encuentran mis estudiantes y cómo acompañarlos. Saludos

  2. ¡Claro que sí Eneyda! Yo creo que sólo es cuestión de que te familiarices con la herramienta y te va a ir muy bien, porque tu investigas de forma cotidiana y Diigo te va ayudar a hacerlo quizá más rápido, pero si a fin de cuentas no te gusta, pues sigue con tu método usual. Yo pienso que lo valioso es que las herramientas sean justamente eso y no nos compliquen la existencia. Gracias por tomarte el tiempo de leer mi escenario. ¡Saludos!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s